NOTICIAS

Mas Errázuriz y Cerco obtienen Premio Responsabilidad Social Empresarial de la CChC

Dos empresas: Mas Errázuriz Ingeniería y Construcciones y Constructora Cerco, fueron distinguidas por la Cámara Chilena de la Construcción con el Premio Responsabilidad Social Empresarial 2014.

Desde 2004, el gremio constructor ha premiado a aquellas empresas socias que tienen entre sus principios el desarrollo de una gestión socialmente responsable y demuestran buenas prácticas en materia de sostenibilidad, que les permiten conectar su éxito económico con su entorno, en todas sus dimensiones.

“El desempeño de una organización en relación con la sociedad en que opera y de su impacto con el medio ambiente es parte fundamental en la medición de su desempeño global  y de su capacidad de continuar operando de manera efectiva”, precisó el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Daniel Hurtado Parot, al referirse a los galardonados.

Añadió que la importancia de la Responsabilidad  Social Empresarial radica en que es una herramienta de gestión, vital para garantizar la sostenibilidad de las empresas en el tiempo.

Mas Errázuriz, ganadora del premio RSE de la CChC en la categoría Gran Empresa, está presente en los sectores minería, energía, infraestructura y maquinaria, integrando en todas sus actividades la visión y la gestión sostenible de los negocios. Destacan sus buenas prácticas en los ámbitos de los clientes, la ética y transparencia, la creación de valor y la gestión general de la RSE, que le ha permitido la implementación de una cultura que involucra a todos sus colaboradores.

Francisco Arriagada, gerente general Corporativo, dijo que este premio incentiva a la compañía a seguir trabajando en prácticas que fomenten las buenas relaciones con la comunidad y la calidad de vida de los colaboradores. “Sin lugar a dudas, este es un premio a todo Mas Errázuriz, donde cada uno de los trabajadores comprende las acciones de RSE implementadas no como un mandato, sino como parte de la cultura empresarial”, recalcó.

Por su parte, Constructora Cerco, que obtuvo el premio RSE CChC en la categoría Empresa, ha incorporado la relación con su entorno en el corazón de su gestión. Tal compromiso se refleja en que está certificada como una “Empresa B”; es decir, que incorpora como parte de su misión generar beneficios sociales y ambientales a la comunidad. Esto lo ha concretado en la seguridad de sus proyectos y productos, en sus prácticas hacia sus clientes y en programa de apoyo a la reinserción socio-laboral de personas infractoras de ley.

Su gerente general, Cesar Riffo, se manifestó orgulloso por el premio obtenido. Recordó que esta empresa tiene entre sus valores construir una mejor sociedad; redistribuir el ingreso entre sus colaboradores y velar por el crecimiento de sus trabajadores. “La empresa es el motor de los cambios sociales. La manera de concebir la generación de riqueza se basa en un concepto humano y rentable de  incorporar a las personas como agentes de cambio”, precisó.

Este año, y buscando motivar  la participación de un mayor número de empresas, la Cámara Chilena de la Construcción sumó otras distinciones para reconocer a los socios que han implementado buenas prácticas en alguno de los ámbitos que involucra la Sostenibilidad Empresarial.

En “Ética y Transparencia”, se premió a Icafal Ingeniería y Construcción; en “Calidad de Vida Laboral” a Pavimentos Quilín; en “Resguardo del Medioambiente” a Echeverría Izquierdo Montajes Industriales; en “Aporte a la Comunidad”, fue galardonada la Constructora Gardilcic; y en “Fortalecimiento de la Cadena de Valor”, la empresa Gestión Aitué de Concepción.

Volver

Horas/Hombre sin accidentes:
::
Nuestra meta:
1.000.000 hrs.